El futuro de la ciencia en España


Hoy ha llegado a mis manos un post genial que reivindica el papel de la ciencia en España después de que el gobierno diera a conocer el profundo y drástico recorte que tendrá el presupuesto dedicado a I+D en los próximos presupuestos generales. Puede que estemos en crisis, que sea una crisis muy grave y profunda, pero rebajar el presupuesto en I+D que ya de por si es muy bajo es un gran error. Un ejemplo más de pan para hoy y hambre para mañana. ¿De donde se supone que vamos a sacar el nuevo modelo productivo? ¿Del limbo?

Os dejo con el post “Ciencia española 2020” que está sembrao:

“Ciencia española 2020 (o La ciencia en España no necesita tijeras)”

(Artículo copiado de Wikipedia el 12 de marzo de 2020)

La década de 2010 a 2020 es conocida como la Era Dorada de los científicos españoles, particularmente de los alquimistas, los grafólogos, los numerólogos y, en general, los capricornio.

En 2011, un español consigue el Premio Nobel de Física, lo que tiene una enorme repercusión mediática en La 2 un domingo de madrugada.

La noche del 31 de diciembre 2011, dos millones de españoles con la FP sin terminar se suicidan después de que Pedro Piqueras abra su telediario diciendo que, según el calendario maya, el mundo se acaba en dos horas. Lamentablemente, el mundo no se acaba y Telecinco lidera el mes.

En 2014, Iker Jiménez se convierte en Ministro de Ciencia e Innovación y declara que las antenas de los móviles dan cáncer porque lo ha leído en la Más Allá. Un mes después, Telefónica quiebra, lo que provoca que 250.000 personas pierdan su trabajo y 47 millones pierdan sus llamadas.

En 2015 la homeopatía pasa a ser considerada oficialmente una ciencia y, sólo ese año, 12.426 españoles mueren de apendicitis en sus casas mientras beben mucho agua.

En 2016, un grupo de científicos del German Cancer Research Center descubren la vacuna contra el cáncer, pero el comunicado coincide con un Barça-Madrid y en España nadie se entera hasta pasados tres años.

En 2017 un taxista español lee un libro de Stephen Hawking y llega al final, lo que provoca que un grupo de adolescentes le propinen una brutal paliza al grito de ¡maricón! y ¡afrancesado!

Ese mismo año, los médicos españoles empiezan a recomendar un innovador tratamiento contra el SIDA consistente en colocar la cama mirando hacia la ventana y dormirse con un mp3 de agua fluyendo. Miles de enfermos de SIDA mueren relajadísimos.

En 2018 el Ministro Jiménez declara que los egipcios tienen poderes mentales, dando lugar a un importante incidente diplomático con Egipto. El Ministro de Asuntos Exteriores egipcio declara: “Sí, tenemos poderes mentales que los españoles desconocen: sabemos sumar”. Pero lo dice en inglés y en España nadie lo entiende.

En 2019 se amplía el presupuesto estatal para ciencia en un 1%, lo que hace que alcance la vertiginosa cifra de 3.200 euros, destinados íntegramente a un señor de Matalascañas que busca en qué parte del cerebro está el alma.

A día de hoy, España es la primera potencia científica empezando por el final y es el único país donde el agua tiene derechos civiles por tener memoria.

Link al artículo original de mi mesa cojea

(Artículo copiado de Wikipedia el 12 de marzo de 2020)
La década de 2010 a 2020 es conocida como la Era Dorada de los científicos españoles, particularmente de los alquimistas, los grafólogos, los numerólogos y, en general, los capricornio.

En 2011, un español consigue el Premio Nobel de Física, lo que tiene una enorme repercusión mediática en La 2 un domingo de madrugada.

La noche del 31 de diciembre 2011, dos millones de españoles con la FP sin terminar se suicidan después de que Pedro Piqueras abra su telediario diciendo que, según el calendario maya, el mundo se acaba en dos horas. Lamentablemente, el mundo no se acaba y Telecinco lidera el mes.

En 2014, Iker Jiménez se convierte en Ministro de Ciencia e Innovación y declara que las antenas de los móviles dan cáncer porque lo ha leído en la Más Allá. Un mes después, Telefónica quiebra, lo que provoca que 250.000 personas pierdan su trabajo y 47 millones pierdan sus llamadas.

En 2015 la homeopatía pasa a ser considerada oficialmente una ciencia y, sólo ese año, 12.426 españoles mueren de apendicitis en sus casas mientras beben mucho agua.

En 2016, un grupo de científicos del German Cancer Research Center descubren la vacuna contra el cáncer, pero el comunicado coincide con un Barça-Madrid y en España nadie se entera hasta pasados tres años.

En 2017 un taxista español lee un libro de Stephen Hawking y llega al final, lo que provoca que un grupo de adolescentes le propinen una brutal paliza al grito de ¡maricón! y ¡afrancesado!

Ese mismo año, los médicos españoles empiezan a recomendar un innovador tratamiento contra el SIDA consistente en colocar la cama mirando hacia la ventana y dormirse con un mp3 de agua fluyendo. Miles de enfermos de SIDA mueren relajadísimos.

En 2018 el Ministro Jiménez declara que los egipcios tienen poderes mentales, dando lugar a un importante incidente diplomático con Egipto. El Ministro de Asuntos Exteriores egipcio declara: “Sí, tenemos poderes mentales que los españoles desconocen: sabemos sumar”. Pero lo dice en inglés y en España nadie lo entiende.

En 2019 se amplía el presupuesto estatal para ciencia en un 1%, lo que hace que alcance la vertiginosa cifra de 3.200 euros, destinados íntegramente a un señor de Matalascañas que busca en qué parte del cerebro está el alma.

A día de hoy, España es la primera potencia científica empezando por el final y es el único país donde el agua tiene derechos civiles por tener memoria.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
El futuro de la ciencia en España, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Share
  1. No hay Comentarios
(No será publicado)