Archivo categoría Empleo

Daniel Cohn-Bendit sobre la ayuda económica a Grecia.

El eurodiputado de los Verdes Daniel Cohn-Bendit habla con inusual parrhesia ante el Parlamento Europeo.

En 1983, pocos meses antes de su muerte, Michel Foucault dictó una serie de conferencias en la Universidad de Berkeley (EEUU), que más tarde fueron recopiladas y editadas bajo el título de Fearles Speech en idioma inglés. Estas intervenciones se inscriben en la insistencia foucaultiana en dotar de sentido práctico a la labor de los intelectuales, como respuesta a quienes lo acusaban de que su pensamiento no dejaba lugar a una práctica de resistencia que pudiera modificar la omnipresencia del poder en la vida social.

“Hablar sin miedo” (o con “coraje”) y “decirlo todo” aún sabiendo que lo que se diga va contra el sentido común y contra los poderes establecidos, practicar la parrhesía, sería el papel que todo intelectual debería asumir para producir una ética de la libertad. Porque solo hay un modo de producir una ruptura entre lo que se dice y el orden del discurso, y solo una manera de saber si lo que se dice pone en juego una verdad: “se dice que alguien utiliza la parrhesía sólo si hay un riesgo o un peligro en decir la verdad”, y solo puede haber riesgo cuando el discurso está dirigido hacia alguien que ostenta una posición de poder: “cuando un filósofo se dirige a un soberano, a un tirano, y le dice que su tiranía es molesta y desagradable porque la tiranía es incompatible con la justicia, entonces el filósofo dice la verdad, cree que está diciendo la verdad y, más aún, también asume un riesgo (ya que el tirano puede enfadarse, castigarlo, exiliarlo, matarlo).

La parrhesía es una forma de crítica, tanto hacia otro como hacia uno mismo, pero siempre en una situación en la que el hablante o el que confiesa está en una posición de inferioridad con respecto al interlocutor. El parrhesiastés es siempre menos poderoso que aquel con quien habla. La parrhesía viene de abajo, como si dijéramos, y está dirigida hacia arriba…” De esta concepción es posible deducir algunas reflexiones sobre nuestra actualidad y el rol que desempeñan los intelectuales (o quienes pomposamente se calzan ese distinguido título). No hay ciencia social “crítica” si los saberes producidos no cuestionan el ejercicio del poder, si por más “progresistas” que parezcan se ponen al servicio de quienes ejercen el poder, si sólo podemos decir las cosas en forma adecuada a los oídos del poder, si solo lo decimos en el ámbito académico del aula universitaria donde quienes nos escuchan están sometidos a nuestra autoridad, si lo que buscamos con nuestras palabras no es transgredir lo “políticamente correcto” sino tener un gran público que haga honor a nuestro narcisismo.

En suma, no se trata de palabras ni de saberes, sino de prácticas, ya que lo que le da sentido a las palabras es lo que hacemos con ellas, la situación en que hacemos uso de ellas, hacia quien las dirigimos, y para quien las enunciamos. Frente al poder, entonces, ni a favor ni en contra, sino todo lo contrario.

(vía Youtube y Luis Fanlo)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.2/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
Share

1 Comentario

Corto “Lavar, Enjuagar y Centrifugar” de Frederico Teixeira

El Cortometraje”Lavar, Enjuagar y Centrifugar” metáfora sobre el desempleo y la catarsis humana, ganador del concurso MyWorld de la BBC.

Su original vídeo le ha valido ganar el concurso ‘Myworld’ organizado por la cadena británica BBC. En el corto “Lavar, Enjuagar y Centrifugar”, Frederico Teixeira de Sampayo realiza una metáfora sobre el desempleo y la catarsis humana.

El mini-documental relata, desde un punto de vista personal, la cruda realidad de la crisis económica española: “De verdad disfruto de este momento de gentil y cómodo entumecimiento. Lo recomiendo enormemente a los otros cuatro millones y medio de desempleados en España. De qué otra manera podría mantenerme tranquilo cuando veo al Gobierno y a la oposición lavando sin vergüenza su ropa sucia”.

Al concurso de la BBC se presentaron 500 cortos de lectores de todas las partes del planeta y entre los finalistas quedaron obras de Venezuela, Perú y Chile. Los vídeos han formado parte de un programa especial de BBC World que se ha transmitido el domingo 21 Marzo.

Los miembros del jurado valoraron la capacidad de Teixeira de Sampayo de captar en dos minutos la experiencia vital y la desesperación de los desempleados españoles. “Una de las características esenciales de un documental es la capacidad de transmitir datos al mismo tiempo que se aporta un valor estético. No es tarea fácil y a menudo la historia supera el aspecto de la película. Esa tarea se hace aún más difícil cuando se trata de un filme corto de dos minutos. Nuestro ganador, ‘Lavar, enjuagar y centrifugar’, lo logró. Una metáfora visual combinada con un relato poético”, destacó Greg Sanderson, miembro del jurado.

A su juicio, el estilo del ganador “proporciona un telón de fondo apropiado para una historia poderosa y universal que muestra cómo escapar de los momentos más difíciles en la vida”.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Share

No hay Comentarios

ERE en el Belén

Mañana quiero empezar a poner el belén en mi casa, y, como estoy en crisis, antes de hacerlo he decidido llamar a uno de estos consultores para que me asesore sobre como rentabilizar al máximo el tradicional nacimiento. El resultado ha sido sorprendente, y por eso os lo quiero comentar. Las decisiones que voy a tomar son las siguientes:

Pastores. Para nadie es un secreto que en todos los belenes hay más pastores que ovejas, parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalaremos pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar a las ovejas, y, una vez instalado, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por un perro con experiencia.

Personajes gremiales. Es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: el herrero, el panadero, el de la leña, el carpintero (haciendo una desleal competencia a San José que se ha cogido baja paternal), el tendero,… y sin embargo es, también, sorprendente ver los pocos clientes que hay. La decisión que hemos tomado es despedir a todos los artesanos, es duro, pero no ha quedado otro remedio. En su lugar hemos contratado a un chino, que en un pequeño comercio fabricará y venderá todos los objetos que vendían los artesanos. (Si el chino decide subcontratar 15 menores para sacar el trabajo es un tema en el que no nos debemos meter).

Posadero. El chino se hará cargo también de la posada. Además, últimamente habían llegado quejas de atención al cliente por parte de José y María. La posada podría funcionar con el sistema de cama caliente.

Lavanderas. Que manía tienen en los belenes con lavar la ropa, con lo fría que debe estar el agua, con tanta nieve. Se suprimen los trabajos de lavanderas, que además eran ocupados siempre por mujeres. Cada uno se lavará su ropa en los ratos libres, potenciando así la equiparación de sexos en cuestión de tareas domésticas.

Ángel anunciador. Suprimidos casi todos los pastores, no tiene sentido la figura de un ángel anunciador. Se sustituye por un anuncio luminoso, en donde además podremos anunciar las ofertas del chino.

Castillo de Herodes. A Herodes le mantengo en su puesto, no es que haga mucho, pero manda, y no es cuestión de ponerse a despedir directivos. Soldados, me quedo con dos por razones de seguridad, (que bastante calentita está la zona) pero los externalizo. Los contrataré por medio de Prosegur Castillos, para que me presten servicio como guardas de seguridad. Ahorro en costes fijos y gano en flexibilidad.

Paseantes varios. Es sorprendente ver la cantidad de personajes que abundan en un belén sin hacer nada, absolutamente nada. Todos despedidos. Esto lo teníamos que haber hecho hace tiempo.

Paseantes con obsequios. He observado que otro grupo de paseantes, algo menos ociosos, pero no mucho más productivos, se dirige hacia el portal con la más variada cantidad de objetos. Uno con una gallina, otro con una oveja, otro con una cesta, otro con un hatillo (¿qué llevará el misterioso personaje del hatillo?),…Puesto que todos tienen el mismo destino, organizaremos un servicio de logística, para rentabilizar el proceso. Despediremos a todos los paseantes, uno de ellos se quedará con nosotros por medio de ETT y con ayuda de un animal de carga recogerá las viandas cada tres días y las acercará al portal.

Reyes Magos. Por supuesto con un solo rey es más que suficiente, para llevar el oro, el incienso y la mirra. Eliminamos dos reyes, dos camellos y los pajes. Posiblemente nos quedemos con el rey negro para no ser acusados de racistas, además es posible que quiera trabajar sin que le demos de alta. Tengo que estudiar, también, la posibilidad de dejar tan solo el incienso y vender el oro y la mirra a otra compañía, ya que debemos de reducir al máximo la inversión en regalos de empresa.

Mula y Buey. La única función de estos animales es dar calor. Esta función será desempeñada por una hoguera, que gasta menos combustible. Realizaremos un assessment center con los dos animales, y el que lo superé trabajará como animal de carga en el servicio de logística antes citado.

San José y la Virgen María. Está más que demostrado que el trabajo que hacen ambos en el portal puede ser desempeñado por una sola persona, y evitamos dos bajas de maternidad/paternidad. Por razones de paridad nos quedamos con la Virgen María y, lamentablemente, tenemos que despedir a San José (con lo que había tragado el hombre en esta empresa).

El niño Jesús. A pesar de su juventud tiene mucho potencial, y además parece ser que su padre es un pez gordo. Le mantenemos como becario con un sueldo de mierda, hasta que demuestre su valía.

El Belén queda pues de la siguiente forma: Un pastor, con ovejas en un cercado, un chino con un comercio/posada de 24 horas, Herodes y dos guardas subcontratados, un paseante,por ETT, con la mula (o el buey) haciendo repartos, el rey negro (ilegal), la virgen y el niño.

Va a ser mas soso que otros años, pero me he ahorrado una pasta…


VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

, , , ,

No hay Comentarios

Did you Know? – Sabías que…

Un vídeo para intentar entender un poquito mejor en que mundo vivimos y dotarnos de perspectiva. Muy interesante.

Did You Know? es un fantástico vídeo realizado por Karl Fisch y Scott McLeod sobre la evolución de la tecnología de la información y sobre el impacto que esta tiene en la sociedad.

En este video se resumen algunas previsiones de los cambios que se están produciendo y se producirán en materia de tecnología, cambios socioeconómicos y demográficos. Los cambios en la información que manejamos y en la forma de generarla y compartirla. Y sobre todo, la rapidez y la velocidad de los cambios.

Los textos están en inglés y aquí os dejo la traducción vía.

¿Lo sabías? Si eres uno entre un millón en China… hay 100 personas que están como tú.

China será pronto el país con más personas que hablen inglés en el mundo.

El 25% de la población India con el IQ más alto es más que la población total de los Estados Unidos.

India tiene más niños a los que rinde homenaje que niños en total hay en América.

Los 10 trabajos con más demanda en 2010… no existían en 2004

Estamos preparando a los estudiantes para trabajos que todavía no existen… que utilizarán tecnologías aún no inventadas. Para resolver problemas que ni siquiera conocemos aún.

El departamento estadounidense de trabajo estima que un estudiante de hoy habrá pasado por unos 10-14 puestos de trabajo a los 38

1 de cada 4 trabajadores lleva en el mismo puesto menos de un año. 1 de cada 2, menos de 5 años. 1 de cada 8 parejas casadas en los US el último año se conoció online.

Hay unos 200 millones de usuarios registrados en MySpace. Si MySpace fuese un país sería el 5o más poblado del mundo (entre Indonesia y Brasil)

El primer país en penetración de internet de banda ancha es…Bermudas. US está en el número 19, en el 22 Japón.

Vivimos tiempos exponenciales….
Se realizan 31 billones de búsquedas en Google cada mes. En 2006 eran 2,7 billones.

¿A quién se preguntaban esas cosas antes de Google? (”BG”, “before Google”)

El primer mensaje de texto comercial fue enviado en diciembre de 1992. Hoy, el número de mensajes de texto enviados y recibidos cada día excede la población total del planeta.

Costó 38 años a la radio alcanzar una audiencia de 50 millones de personas. A la Tv 13 años, a Internet 4 años. Un iPod 3 años…Facebook 2 años…

El número de dispositivos para internet en 1984 era de 1000. El número de dispositivos para internet en 1992 era de 1.000.000. El número de dispositivos para internet en 2008 es de 1.000.000.000

Existen unas 540.000 palabras en el Inglés de hoy, 5 veces más que durante la época de Shakespeare.

Se estima que una semana de New York Times contiene más información de la que una persona era capaz de procesar a lo largo de su vida en el siglo 18.

Se estima que durante este año se generarán 4 exabytes de información única, más que en los 5000 años previos.

El volumen de nueva información técnica se dobla cada 2 años. Para los estudiantes que vayan a cursar un grado de 4 años esto significa… que la mitad de lo que aprenderán el primer año de estudio estará desfasado el tercero.

Las NNTT han probado con éxito un cable de fibra óptica que transporta 14 billones de bits por segundo en una sola línea de fibra.

Eso significa 2660 Cds o 210 millones de llamadas de teléfono por segundo se triplica cada 5 meses y se espera que siga haciéndolo durante los próximos 20 años.

En 2013 se construirá una supercomputadora que excederá las capacidades computacionales del cerebro humano.

Las predicciones dicen que en 2049, un ordenador de 1000 dólares excedera las capacidades computacionales de la especie humana.
Durante el tiempo que ha durado esta presentación han nacido 67 niños en US, 274 en China, 395 en India.

Y 518.201 canciones han sido descargadas de forma ilegal. Bueno…694.000

¿Pero qué significa todo esto?

El video, si bien ya tiene algún tiempo, es muy revelador sobre algunas de las cosas que suceden y se espera sucedan en nuestra sociedad.

Vía: TheOrangeMarket


VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

No hay Comentarios

Los profesionales del marketing del futuro (presente)

Estoy totalmente de acuerdo con un comentario encontrado en el blog de Territorio Creativo:

“Yo veo la figura del Community Manager dentro del departamento de marketing, y es más, el propio product manager debería ser el community manager de su marca. La comunicación en Internet es un integrante más del marketing mix, y no se debe relegar a un departamento IT ni de innovación, sino integrarlo en el día a día de la marca.”

Además, nos deja un Link muy interesante sobre un anuncio de empleo buscando profesionales de marketing en la revista americana BrandWeek ”web skills a MUST”, un MBA no pasa del “nice to have”.

Profesionales de marketing del futuro

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

No hay Comentarios

Encuentra un trabajo que te guste..

“Encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida.”

Confucio

Vía: Microsiervos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

1 Comentario

Reuniones, la práctica alternativa al trabajo

La verdad acerca de las reuniones suele ser en la mayoría de los casos tal como se describe en la siguiente viñeta:

La verdad acerca de las reuniones

“¿Te sientes sólo?, ¿cansado de trabajar sólo?, ¿odias tomar decisiones?
¡organiza una reunión!

Puedes:

  • ver gente
  • enseñar gráficos
  • sentirte importante
  • apuntar con un puntero
  • comer donuts
  • impresionar a tus colegas

¡Todo en horas de trabajo!
REUNIONES
La práctica alternativa al trabajo

Vía: Baekdal

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

, , ,

No hay Comentarios

Jóvenes por veteranos

El otro día se publicó en el periódico El País un artículo bajo en título “El culto al joven deja en la cuneta a los veteranos”. El artículo lanza la pregunta “¿Rejuvenecer plantillas o retener el talento?“. También destaca que “las empresas los prefieren jóvenes y baratos” pero “la economía necesita jubilaciones más tardías”.

Una cosa que me ha llamado mucho la atención es como indica que los jóvenes “han crecido en un mundo más orientado al consumo y más competitivo, lo que se traduce en perfiles comerciales y agresivos” mientras que “los mayores se han educado en la filosofía del valor al trabajo y son más leales a la empresa”. Como reflexión personal decir que es normal que los jóvenes de hoy en día no sean tan leales a las empresas. Hoy ya no nos tragamos el cuento de que es necesario ser leal a la empresa o que tienes que sacrificar tu vida y tu tiempo por la empresa y que ella sabrá recompensarte. ¿Recompensarme? Eso no cuela. ¿Y por qué? Porque las empresas están echando a la calle a la generación de nuestros padres después de que hayan dedicado toda su vida a la empresa de turno.

Pienso que es un artículo altamente recomendable y que nos muestra la gran voracidad de las empresas y la poca reflexión y valoración de las capacidades de los trabajadores más haya del coste económico de sus sueldos. Lo que no se puede medir o calcular, normalmente es lo más importante. A continuación lo copio de manera íntegra.

El culto al joven deja en la cuneta a los veteranos

“Eres un triunfador, y de repente te llama tu jefe a una reunión imprevista, le notas nervioso, algo va mal. Te dice que ya no cuenta contigo, que no confía en ti, que estás mayor y que quiere sangre joven. Te entrega una carta de despido, a ti, que eras imprescindible, que le has entregado los mejores años de tu vida a la empresa. No es posible, de directivo a parado. Sigues madrugando como si nada hubiese pasado, descubres lo poco que avanza el reloj y la regla del 95%: el 95% de las personas que te llamaban no te llamarán nunca más”.

Fernando Marañón, ex vicepresidente de McDonalds en España, escribió estas líneas poco después de que lo despidieran, con 54 años, tras 14 en la empresa. Forman parte de un libro que acaba de publicar titulado Reinvéntate y dedicado “a los que han perdido su trabajo por llegar a cierta edad, los activos amortizados”. Tras enviar decenas de currículos a los que nunca le contestaron, decidió montar su propia consultora de recursos humanos. “Con esta edad, entrar en el mercado laboral es imposible porque los puestos directivos están ocupados por gente joven que piensa que los de más edad somos menos gobernables. La edad y la experiencia ya no son un plus, restan. Vamos a un modelo de yuppismo, de jóvenes ambiciosos sin ninguna lealtad a la empresa. Estoy convencido de que se van a resentir de la pérdida de talento”, asegura.

Los “amortizables” u “obsoletos” como Marañón, son los primeros en caer, por supuesto, en tiempos de crisis y expedientes de regulación de empleo, pero también en época de “reestructuración” y “redefinición” empresarial o en cualquier otro momento. Rondan los 50 años y llevan trabajando desde los 16, casi siempre, para la misma empresa. Y los empresarios ya no los quieren. Creen que son muy caros, porque con la antigüedad han ido incrementando su salario, que producen menos que los jóvenes y que se adaptan peor a los cambios. ¿Tienen razón?

La tendencia de los últimos años ha sido reducir y rejuvenecer las plantillas, especialmente en sectores como la banca y las eléctricas. El desarrollo tecnológico ha motivado lo primero y un cambio en la cultura empresarial y la necesidad o tentación de abaratar costes, lo segundo.

“Es verdad que ha habido un momento en el que ha sido necesario despedir para volver a contratar e incorporar competencias profesionales que los seniors no tenían”, explica Carlos Obeso, director del Instituto de Estudios Laborales del Esade, “pero creo que esa tendencia está empezando a hacer el camino de vuelta. Hace diez años nadie hablaba de pérdida de talento y ahora sí. Las empresas que han hecho expulsiones masivas son conscientes de que se les ha ido todo el talento. Por ejemplo, la gente joven que ha entrado en la banca en los últimos seis años, sólo ha vivido una época de expansión. Los seniors que se fueron tenían las dos experiencias: sabían gestionar una economía en expansión y una en crisis. A posteriori, las empresas pondrán más cuidado. Creo que la época de las prejubilaciones o expulsiones a bulto, trazar una línea de ‘los de 50 para arriba’, se acabó”.

Empiezan a echarles en falta. Los ingenieros de Telecomunicaciones de Cataluña acaban de hacer un llamamiento de socorro para recuperar a prejubilados y paliar el déficit de profesionales. En la medicina, donde la convivencia entre maduros y jóvenes equivale a una imprescindible tutoría y aprendizaje, las prejubilaciones han obligado a contratar a especialistas extranjeros que hablan una lengua distinta de la de sus pacientes.

Es cierto que el trabajador maduro necesita reciclarse, pero las empresas rara vez envían a una persona de 50 años, por ejemplo, a un curso de Esade. “Está en plenas facultades y todavía le quedan casi 20 años de vida laboral. Pero prefieren formar al joven. En ese sentido, la actitud es similar ante una mujer. Persiste la idea de que abandonará el mercado de trabajo para tener hijos así que no invierten en su formación, con lo cual, su capacidad de hecho, disminuye. Es la profecía autocumplida”, explica Obeso. “Son estereotipos muy arraigados en España. En Europa veo a mucha más gente de edad trabajando que aquí”.

No hay organismo internacional, desde la ONU, la Unión Europea o la OCDE, que considere que detrás del culto a la juventud en el mercado laboral haya algo más que un estereotipo nocivo. Hay directivas que condenan “la discriminación por edad” y sobran informes a favor de lo que se ha bautizado como “envejecimiento activo”, esto es, políticas que ayuden a retener al trabajador el mayor tiempo posible. El envejecimiento de la población -la de España será la más anciana de toda la UE en 2050-y el alargamiento de la esperanza de vida, obligan a no promulgar lo contrario. El sostenimiento del sistema de pensiones y del estado del bienestar están en juego.

Pero el mensaje no ha calado en los empresarios. Mientras políticos y académicos diseñaban sofisticadas políticas para mantener activos a los más experimentados, las empresas se entregaban al frenesí de las prejubilaciones o despidos de los mayores de 50. Al Estado le interesa retrasar la edad de jubilación, pero ¿qué importa que se fije en 60 ó 65 años si las empresas se han desprendido ya de esos empleados cuando tenían 50?

Trabajadores jóvenes y maduros aportan valores distintos y complementarios. Por eso, los organismos internacionales recomiendan la creación de equipos de trabajo multiedad. La juventud ha crecido en un mundo más orientado al consumo y más competitivo, lo que se traduce en perfiles comerciales y agresivos. Los mayores se han educado en la filosofía del valor al trabajo y son más leales a la empresa.

“Los de 50 están acostumbrados a una dinámica de la jerarquía, donde la autoridad se respeta por encima de todo y no se admiten cuestionamientos. Pero el uso de la autoridad está cambiando. Quien tiene el poder ahora en las empresas es el creativo, el que resuelve problemas”, explica Helena Güell, antropóloga experta en recursos humanos. “El concepto de compromiso con la empresa no es el mismo. Los jóvenes son menos leales y más exigentes que el maduro con su vida privada porque aún no la tienen hecha. Grosso modo, una persona de más edad se queda un día trabajando más tarde porque cree que se tiene que quedar, no porque le vayan a dar un plus”, explica Obeso.

Es, quizá, ese concepto de lealtad a la empresa lo que hace el proceso de prejubilación o despido más traumático para el mayor de 50. “Tenía 56 años y llevaba 24 en la compañía cuando me invitaron a marcharme, creando un puesto nuevo para mí en otro país y haciéndome bajar tres peldaños en la jerarquía. Decían que ya no me necesitaban aquí, pero mi puesto siguió existiendo y lo ocupó una persona de 40 años. Es decepcionante porque sabes todo lo que le has dado a la empresa, día y noche”, explica Carlos Gómez (nombre falso), ex delegado en España de una multinacional francesa. “Han estado toda la vida vendiendo su empresa y ahora tienen que aprender a venderse ellos mismos. Al principio, cuando le preguntas algo sobre ellos, siempre acaban vendiéndote a la empresa otra vez”, asegura Maite Uson, consultora de recursos humanos especializada en la recolocación de directivos.

Esa expulsión prematura de cientos de trabajadores ha hecho germinar en España un negocio de empresas de recolocación de “amortizados” o outplacement. Sus clientes no son los parados, sino las empresas que los han puesto en la calle. Las grandes multinacionales suelen incluir su servicio dentro del paquete indemnizatorio cuando despiden a sus empleados mayores. “Empezamos en España hace 20 años. Al principio era un servicio muy exclusivo, sólo para altos directivos, pero con el tiempo se ha extendido mucho”, explica Marcos Huergo, director general de MOA-BPI, en Madrid. El 80% de sus clientes son multinacionales extranjeras del sector farmacéutico, automovilístico, financiero… y el 20% restante, nacionales.

El objetivo de estas empresas, donde no se habla de despidos sino “desvinculaciones” y no hay parados sino “candidatos”, es en primer lugar, devolver la autoestima al profesional, y después, indagar capacidades no explotadas para llevarles a empresas a las que ellos probablemente jamás acudirían. Lo hacen con psicólogos y consultores especializados.

El proceso pasa por distintas fases. La primera es el duelo. “Intentamos que no pase mucho tiempo desde la desvinculación hasta que vienen aquí. Hacemos una primera entrevista para sondear la situación anímica del profesional. Al principio están un poco a la defensiva, pero luego se van abriendo”, explica Huerga. “A algunos les cuesta más, pero siempre se levantan. Son gente luchadora, que empezó a trabajar con 16 años. Intentamos inyectarles esperanza y ajustar sus expectativas. Explicarles que tienen que cambiar porque el mercado ha cambiado”, añade Uson.

Superada esa fase, la empresa de outplacement hace un balance de la trayectoria y las competencias del candidato para ver en qué sectores son más valoradas. Después, comienza el entrenamiento, con simulaciones de entrevistas de trabajo, test psicotécnicos y seminarios de grupo con personas que ya han encontrado trabajo para que los recién llegados vean luz al final del túnel. Finalmente, se activan las redes de contactos, la de la empresa y la del propio desempleado, donde suelen surgir la mayoría de las ofertas. Durante todo el proceso, el profesional cuenta con su propio despacho. “Es muy importante que tengan una rutina, que se levanten, se afeiten y se sigan poniendo la corbata, lleguen aquí y empiecen a hacer llamadas”, añade Huerga.

El proceso suele prolongarse entre seis meses o un año- “justificar más tiempo fuera del mercado laboral es muy difícil”- y el coste depende del salario previo del trabajador en la empresa que le despidió y de su “grado de empleabilidad”. En los despidos colectivos suele ser el equivalente a dos días de indemnización.

“Sus ventajas son la experiencia, el conocimiento exhaustivo de un sector… y sus problemas, la rigidez. Siempre tienden a comparar lo que surge con lo que tenían”, explica Huerga. “Para gente que viene de una multinacional de 1.000 empleados pasar a una empresa de carácter más familiar es complicado. Al principio cuesta mucho aceptar ofertas que supongan ganar menos… Son personas que acumulaban mucha antigüedad en sus empresas anteriores y que habían incrementado sus necesidades al tiempo que lo hacían sus ingresos. Aunque a veces es una cuestión de orgullo más que de dinero: tener un coche de empresa, volar en puente aéreo…”

Para quien no trabajaba en una gran empresa y puede acceder a un servicio de outplacement, la situación es aún más complicada. Alberto Martín, profesor, despedido a los 49 años del colegio del Opus Dei donde llevaba 21 dando clases porque “cobraba mucho y era gravoso para el colegio” tuvo que comprar su actual puesto de trabajo. Literalmente, pagar por trabajar. “Te buscas la vida pero no la encuentras. Como el juez declaró el despido improcedente, no podía acceder a la bolsa de empleo para los centros en crisis, donde acogen a profesores despedidos por falta de alumnos. Me dijeron que me despedían un 26 de diciembre de 2001 y empecé a trabajar en 2005 porque le pagué a una persona que quería prejubilarse un contrato de relevo. Normalmente, lo hace la administración, pero entonces habrían metido a uno de los profesores de la bolsa de centros en crisis, así que le pagué yo los 1.800 euros y me quedé el puesto. Yo doy el 85% de sus clases y ella el 25%”, explica.

“Escribí a todos los headhunters (cazatalentos), envié un montón de currículos. No me contestaban y alguno me insinuó que era por mi edad. Tenía 58 años. Cuando me preguntaron en el INEM qué sueldo quería, me puse 3.000 euros. ¡Había estado ganando 12.000 al mes hasta entonces y ni con ésas!”, explica Manuel Medina, ex director general en España de FMC, una multinacional americana de maquinaria para aeropuertos.

La ONU llama a todo esto “discriminación por edad”. De momento, en los juzgados suelen resolverse como despidos improcedentes sin entrar en valoraciones morales pero la tendencia, ya muy desarrollada en EE UU o en el Reino Unido llegará aquí, opina Ángela Toro, abogada laboralista. “Las personas de edad”, advierte Naciones Unidas en su Plan de Acción Internacional sobre el Envejecimiento, “deben tener la oportunidad de trabajar hasta que quieran y sean capaces de hacerlo”.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

No hay Comentarios

El futuro de los titulados españoles

Bajo el título de “España no aprovecha a sus titulados” se acaba de publicar en elpais.com el resultado de un estudio realizado por Eurostat a nivel europeo en el que se analiza la inserción laboral de los titulados en los países de la Unión Europea.

El estudio destaca que “más de un tercio de los titulados universitarios de 25 a 64 años trabaja en empleos que no precisan una alta cualificación, es decir, para los que no hubiera hecho falta que estudiasen hasta donde lo hicieron”. Este resultado no es muy esperanzador para nuestro futuro laboral.

Otro de los resultados que se resaltan es que “más del 45% de los trabajadores españoles entre 25 y 29 años tiene un contrato temporal, el doble que la media europea”.

Desde la página de elpais.com es posible descargarse el estudio completo de Eurostat (la oficina estadística de la Unión Europea) y también el estudio de la Aneca (Agencia Nacional de Evaluación de Calidad y Acreditación) de inserción laboral publicado el pasado verano.

Como casi siempre que se leen este tipo de estudios, uno no acaba precisamente con buen sabor de boca y casi siempre que los leo me pregunto si los hombres y mujeres tenemos capacidad real para crear el futuro que queremos o simplemente podemos intentar adaptarnos a él para sobrevivir a costa de nuestros sueños e inquietudes.

¿Acaso las empresas de hoy no son el sueño de sus fundadores? ¿Nos obliga el mercado laboral a abandonar nuestros sueños y abrazar los de otros para poder tener un sueldo a final de mes?

Enlace a la página de elpais.com: España no aprovecha a sus titulados

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

No hay Comentarios

El futuro laboral

“Dentro de poco, nos daremos cuenta que todo el trabajo del mundo lo hace una sola persona a través de una cadena de subcontratas”.
El futuro de Dilbert (Scott Adams)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Share

No hay Comentarios